administrador-sistemas-linux

Las certificaciones de Linux Professional Institute (LPIC), diseñadas para administradores de sistemas y de redes, están altamente reconocidas y valoradas por la industria. Tanto es así que Linux Professional Institute dispone de varias certificaciones cuya superación acredita a los profesionales que la obtienen como auténticos expertos en la administración de sistemas Linux.

Para superar la formación y certificación oficial y adquirir los conocimientos necesarios debemos tener en cuenta qué tipo de perfil y funciones engloban al Administrador de Sistemas Linux y cómo superar los exámenes de certificación que acreditan los conocimientos específicos.

¿Por qué el curso de Administrador de Sistemas Linux es tan demandado?

El sistema operativo GNU/Linux es uno de los más utilizados en las grandes compañías, por lo que las empresas demandan profesionales que tengan conocimientos en Administración de Sistemas y Plataformas Linux, colaborando así en el desarrollo de estos sistemas y de sus aplicaciones.

Concretamente, LPIC-1, LPIC-2 y LPIC-3 son las tres certificaciones oficiales que dan acceso al título para convertirse en experto en la Administración de Sistemas Linux. Y, para poder conseguir dichas certificaciones, es necesario superar varios exámenes.

LPI path

¿Qué hace un administrador de sistemas Linux?

Un administrador de sistemas Linux tiene gran cantidad de trabajo y múltiples funciones, todas ellas imprescindibles. A pesar de la continua aparición de sistemas tecnológicos e informáticos en la nube, esta figura es muy necesaria y, por tanto, no se puede prescindir de ella. A continuación, describimos algunas de las funciones de un administrador:

  • Configuración y mantenimiento de servicios. Puesto que la mayor parte de aplicaciones y servicios se alojan en un servidor, local o remoto, es imprescindible que un administrador de Linux sepa cómo configurar y gestionar servidores.
  • Gestión de backups. Las organizaciones gestionan todo tipo de datos «cruciales». Por lo tanto, es imprescindible realizar copias de seguridad de forma periódica para afrontar cualquier posible pérdida.
  • Scripting. Gracias a la creación de scripts personalizadas, un administrador de sistemas Linux puede trabajar de forma ágil y avanzada, a la vez que le permite realizar tareas automatizadas.
  • Administración de cuentas de usuarios. La asignación y gestión de los permisos de los usuarios es muy importante en un entorno corporativo. Por ello, los administradores de sistemas se encargan de gestionar las altas y bajas de usuarios, así como la configuración de los permisos correspondientes.
  • Monitorización del sistema. La alta disponibilidad de un sistema es vital en muchos entornos. Debido a ello, la monitorización de los diferentes servicios, así como de los recursos de los mismo, es de alta importancia para poder evitar posibles saturaciones.
  • Implementación de seguridad. Todo sistema ha de estar protegido ante la amenaza de posible intrusiones, por lo que un buen administrador debe tomar las medidas precisas, entre las que se encuentran la realización de una configuración adecuada, la actualización de versiones y parches actualizados, y la instalación de sistemas de protección y detección.
  • Configuración de red. Puesto que todos los servidores y dispositivos de cualquier entorno están conectados entre sí, un administrador de sistemas debe saber diseñar la red, así como tener la capacidad de realizar las ampliaciones necesarias. Asimismo, debe saber controlar y monitorizar el tráfico de la red para garantizar el uso eficiente de los recursos y la seguridad de la red.

El perfil de un administrador de sistemas Linux

La figura del administrador de sistemas es una de las que más auge han tenido en los últimos años, llegando a ser actualmente uno de los perfiles más demandados por las grandes compañías.

Pero, ¿con qué habilidades debe contar este perfil? Un administrador de sistemas Linux debe ser una persona con una formación especializada y unos conocimientos técnicos amplios. Además, ha de tener gran capacidad analítica y ser resolutivo/a, así como disponer de habilidades comunicativas para relacionarse con personas que desconozcan los términos técnicos que ellos están tan acostumbrados a trabajar.

Por otro lado debe tener agilidad y capacidad para trabajar bajo presión pero manteniendo la responsabilidad y diligencia a través de una buena organización y un carácter metódico. Además, el saber trabajar en equipo es una habilidad imprescindible para la gestión de sus tareas diarias entre las que se encuentran desarrollar sistemas junto a otros profesionales.

Los exámenes 101 y 102 para conseguir la certificación LPIC-1

Los exámenes LPIC 101-500 y LPIC 102-500 son los dos exámenes que permiten obtener la certificación LPIC-1 System Administrator. Este programa de certificación del Linux Professional Institute es cada vez más reconocido por los responsables de selección que ven en esta certificación un requisito previo para la contratación o el acceso a un puesto de administrador.

Además, de los exámenes LPIC 101-500 y 102-500 demuestran el manejo y dominio de las bases de la administración de Linux, sea cual sea su distribución: la instalación y la configuración completa de un puesto de trabajo o de un servidor así como todos los servicios asociados, tanto sistemas como redes.

El resto de certificaciones: LPIC-2 y LPIC-3

LPIC-2 validará la capacidad del candidato para administrar redes mixtas y medianas, para obtenerlos se debe disponer de una certificación LPIC-1 y aprobar los exámenes de certificación LPIC 201 y 202. El profesional debe ser capaz de realizar una administración avanzada del sistema, una gestión avanzada de almacenamiento de bloques y sistemas, así como redes y autenticación avanzadas y seguridad del sistema, instalar y configurar servicios de red fundamentales y supervisar y asesorar sobre automatización y compras.

LPIC-3 representa el más alto nivel de certificación, cubre la administración de sistemas Linux en toda la empresa con énfasis en la seguridad. Los requisitos para obtener esta certificación son tener el LPIC-2 y aprobar los exámenes de certificación LPIC-3.

Curso oficial LPIC-1 Linux Administrator (101 y 102)

Si después de conocer todos estos aspectos relevantes entorno a por qué formarte y certificarte como administrador de sistemas Linux crees que tu perfil se identifica, obtener la certificación oficial en Linux Administrator (101 y 102) puede ser un gran paso en tu carrera.

PUE es Gold Partner de LPI y en su condición de centro oficial de formación LPI ATP (Approved Training Partner) para gestionar la formación y certificación oficial en tecnologías Open Source. Ponemos a tu disposición nuestro LPIC 1: Linux Administrator (101 y 102) – Administración SO Linux tanto en modalidad Presencial y Live Virtual Class como en modalidad Online. Podrás encontrar una metodología desarrollada desde una orientación de aprendizaje basado en la práctica, proporcionando acceso a los laboratorios que te permitan una simulación real de todos los escenarios necesarios para completar tu formación.

Links de interés:

Top 5 Certificaciones Linux

LPI y PUE apuestan por la formación en DevOps, ¿preparados?

 

Para más información sobre los servicios de formación en PUE:

Formación y certificación oficial en Linux con LPI

Contacta para saber más en:

mail training@pue.es icon-formSolicitud de información para formación y certificación